Mi encuentro con la señora Elena Muñoz, viuda de Maureira

El día jueves 28 de septiembre fue muy especial.  Estuve nervioso, afectado por dolor de cabeza y de estómago por el encuentro que iba a tener.
Me iba a reunir con una persona a la que he visto en varias ocasiones.  Yo la ubico.   Ella no a mí.

Finalmente pude concretar algo que tenía pendiente conmigo mismo.

Hace mucho tiempo, viendo unos álbumes de fotos de la casa, me encontré con 2 fotos en particular, donde salía gente que no conocía.  Pregunté quiénes eran, y me contaron que en los años 70 se juntaban gente de clubes deportivos, o de fundos de mi Isla de Maipo, y organizaban paseos a la playa.  Como mi abuelo tenía y sigue teniendo un taller de soldaduras en donde se arreglan herramientas de agricultura, era muy conocido y por eso los invitaban también. En estas 2 fotos aparecían varias personas compartiendo una comida de amigos.  Entre ellos aparecía una mujer.  Una mujer muy especial: la señora Elena Muñoz.

Rescate fotográfico

Rescate fotográfico

 

La señora Elena sufrió el arrebato de su esposo, y 4 de sus hijos en manos de Carabineros de la tenencia de Isla de Maipo, la fatídica noche del día 07 de octubre de 1973.  Esa noche fue la última vez en que pudo ver a su esposo con vida y a 4 de sus hijos.  5 años después, el 30 de noviembre de  1978, sus osamentas fueron encontradas en los Hornos de Lonquén.  En total, se encontraron los restos de 15 personas: Sergio Maureira Lillo y sus cuatro hijos, Rodolfo Antonio, Sergio Miguel, Segundo Armando y José Manuel; Oscar Hernández Flores y sus hermanos Carlos y Nelson; Enrique Astudillo Álvarez y sus dos hijos Omar y Ramón; y los cuatro jóvenes Miguel Brant, Iván Ordóñez, José Herrera y Manuel Navarro.

Sabiendo el sufrimiento que vivió y sigue viviendo día a día, sentía una necesidad indescriptible e imperiosa por hacerle entrega de una copia de estas fotografías encontradas en mi casa, que datan del mes de febrero de 1973 tomadas en Pichilemu (8 meses antes de que sus vidas cambiaran), hechas por un fotógrafo anónimo en donde figura en la parte posterior un timbre que dice Fotografía «Madrid».

Finalmente pude ir a su casa acá en Isla de Maipo, conversar con ella, contarle que quería hacerle unas fotos con el fin de participar en un concurso fotográfico si es que ella me lo permitía, y a la vez dejar un recuerdo de su persona, estampado para siempre en un clic.

La señora Elena resultó ser una mujer increíble que nos abrió las puertas de su casa de par en par.  Fui con mi mamá para que me asistiera, y claro, ellas se conocían de esos años en que compartían estos paseos.  Conversamos de muchas cosas durante cerca de una hora, mientras le tomaba fotos.

Elana Muñoz viuda de Maureira

Elana Muñoz viuda de Maureira

Elana Muñoz viuda de Maureira

Elana Muñoz viuda de Maureira


El objetivo principal que yo tenía fue cumplido: ver a la señora Elena contenta  Y digo que era mi objetivo principal porque tengo fotos de ella que le he tomado en ocasiones de mucha tristeza: cuando  exhumaron los restos de sus familiares para realizar una investigación; cuando se inauguró el memorial de los Detenidos Desaparecidos de Isla de Maipo en el cementerio; y hace unos días atrás, el 11 de septiembre de este año, en una velatón realizada en las afueras de lo que fue la Tenencia de Carabineros.  En esta ocasión sin embargo, me sentí complacido al verla contenta mientras recibía mi regalo fotográfico con recuerdos que ella no tenía, y lo expresó en una de las fotografías que quiero presentar al concurso, y donde espero vuestro apoyo.

Elana Muñoz viuda de Maureira

La fotografía me permite darme estos pequeños grandes lujos y satisfacciones, de poder hacer volar una mente de más de 90 años, a tiempos mejores.  A la vez, FotoFamiliar.cl es mi lugar para publicar fotos de amor y familia.  Sé, y estoy convencido, que ellos estuvieron ahí, no en cuerpo pero sí en alma con nosotros en ese momento ☺️

Comentarios

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Muy buenos los paisajes y la felicidad de las personas. Tengo 10 años y estoy con mi abuela Nina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *